Artículos

Tour por los viñedos de Waiheke (II) Conexión kiwicordobesa

Segunda parda del tour en Rangihoua Estate, dedicados al cultivo de olivos. Siendo Patri cordobesa y habiendo trabajado en ASAJA, comprenderéis que este tema le interesara especialmente y les preguntáramos un montón de detalles. Por ejemplo, nos sorprendió por ejemplo saber que no varean los olivos, sino que les pasan una especie de rastrillo. Ante nuestra curiosidad, nos contaban que recogen las aceituna aún verdes, y varear en ese estadio estropearía el olivo. Nueva sorpresa en referencia al sistema de extracción de aceite: no aplastan las aceitunas, sino que las muelen con hueso y piel y, una vez batida la mezcla resultante, la centrifugan. En el centro de la centrifugadora de fabricación italiana quedará el aceite y en los bordes del tambor de agolpan los restos y agua resultante del proceso. Este es el italotrasto centrifugador:

cronicas viajeras waiheke centrifugadora aceitunas

Uno de los problemas de toda explotación dedicada al aceite es qué hacer con los restos del prensado de las aceitunas. En Andalucía se les llama «alpechín«, substancia que tiene un «aroma» que inunda los campos andaluces durante varios meses al año. En esta explotación de Nueva Zelanda los restos solidificados sirven de pienso para las vacas de carne, que parecen disfrutar mucho de tal menú. Hay empresas andaluzas trabajando en la obtención de biodiesel desde el alpechín. La Fundación Vida Sostenible ha publicado también un artículo sobre usos de este residuo.

Tienen en Rangihoua Estate también muebles y piezas tallados en una madera muy especial, el Kauri, hecha con árboles que debían tener unos 680 años de edad y que vivieron hace 30.000 años.

cronicas viajeras waiheke Rangihoua kauri

Tras probar su aceite y algunos condimentos que hacen con él y con hierbas aromáticas, nos dirigimos a la siguiente bodega…

Situación en el mapa

Deja un comentario