Artículos

¿Botellas en la carretera? No, devoción a la Difunta Correa

Los caminos de cualquier país católico tienen siempre capillas o cruces diseminadas por su recorrido. Muchas son recuerdo de algún santo o señalan un lugar de peregrinación. En la versión moderna, son muchas las carreteras con cruces y ramos de flores en recuerdo de aquellos que perdieron la vida en un accidente de tráfico. Pero lo que no había visto nunca son altares en la carretera rodeados de docenas y docenas de botellas de agua. Se trata del culto a la Difunta Correa, muy difundido en Chile y Argentina. Esta es su leyenda…

difunta correa cronicas viajeras

Deolinda Correa fue la esposa del argentino Clemente Bustos (Baudilio Bustos en otras versiones), hombre enfermo pero reclutado a la fuerza en 1840 durante las guerras civiles entre unitarios y federales en la naciente Argentina. Su mujer, que acababa de tener un hijo y huyendo de quienes la pretendían abusando de su soledad, decidió seguir a las tropas que se llevaban a su marido, con el ánimo de cuidarlo y de interceder por él. Los montoneros de Facundo Quiroga, a los que se unió forzado Clemente, cruzaban el desierto de San Juan. Y Deolinda siguió también sus pasos, con la poca agua que pudo acarrear y con su hijo en brazos. Pronto se quedó sin agua, y buscando el refugio de la sombra de un algarrobo, murió de sed, con su bebé lactante en brazos. Su cadáver fue descubierto al día siguiente por unos arrieros, que descubrieron sorprendidos que el bebé seguía con vida, amamantándose de los pechos de su difunta madre. Los arrieros dieron sepultura a Deolinda Correa, y el niño fue criado por otra familia de los alrededores.

difunta correa cronicas viajeras

Cuando se conoció la historia de la trágica muerte de sed de la mujer, algunos fueron hasta aquel algarrobo y construyeron un oratorio en su memoria. El oratorio acabó convertido en un santuario, y la devoción por la Difunta Correa paso a Chile después de que un arriero pidiera su ayuda para recuperar su ganado disperso. Hoy son muchos los chilenos y los argentinos que muestra devoción por esta madre y esposa fiel, pidiendo su ayuda y dejando como ofrenda botellas de agua en estas capillas.

difunta correa cronicas viajeras

Habíamos visto varias a lo largo de este viaja a Chile, la que muestro en las fotos está cerca de Santiago de Chile, y como veis por la gran cantidad de botellas, es un lugar bastante concurrido.

difunta correa cronicas viajeras

Más sobre la Difunta Correa en la wikipedia, la página oficial en San Juan (Argentina) tiene una versión muy detallada de la historia, destacando la fidelidad y el amor de Deolinda. Tenéis la historia en verso en el romancero criollo, e incluso hay vídeos en Youtube como este:

Situación en el mapa
Comentarios de este artículo:
  1. Aravel 6 septiembre, 2010 Reply

    Curiosa y triste historia. Con tu permiso hablaremos de ella en nuestro blog. Saludos.

    • Víctor (crónicas viajeras) 6 septiembre, 2010 Reply

      Hola! gracias por comentar, permiso concedido, faltaría más. Si citáis la fuente, doblemente agradecido.Saludos

  2. Anonimo 26 enero, 2013 Reply

    Aguante La difunta correa D:

  3. Francesca 18 abril, 2017 Reply

    Hola. Te agradecería me pudieras indicar la dirección exacta de donde puedo ir a ver a Difunta Correa en Chile? Lo más cercano a Santiago, por favor. Muchas gracias.
    Saludos,

    Francesca.

  4. Alexander poblete 24 septiembre, 2017 Reply

    Hay un santuario en San Bernardo ubicado en el camino el mariscal para ir por primera vez recomiendo tomar la linea 4 del metro bajarse en la estación Plaza puente alto y tomar una micro que diga Peñsflor y decirle al chofer que quiere vajarse en la gruta donde están las botellas con agua

Deja un comentario