Artículos

Sydney, puerta de entrada a Australia

Tras el inciso del reciente viaje a Chile, voy a continuar con el relato de nuestra Vuelta al Mundo. Lo habíamos dejado en Auckland, Nueva Zelanda. Y desde allí, nuestra siguiente parada fue Sydney, en Australia. Para que tengáis una idea de lo enorme que es Australia, basta con decir que España cabe 15 veces en su interior. Sin embargo, la población total australiana es menos de la mitad de la española: 21 millones de habitantes. Nosotros hicimos sólo dos paradas en este enorme país: Sydney y Uluru.

La historia “occidental” de Australia es muy reciente: unos dicen que los portugueses fueron los primeros en llegar en 1520, pero los historiadores atribuyen el “descubrimiento” al holandés Willem Janszoon en 1606. Para entonces, los aborígenes llevaban más de 70.000 años habitando Australia en lo que se considera una de las sociedades más antiguas. sostenibles y aisladas del planeta. La colonización británica empieza en 1788 cuando llega a esta isla-continente una flota de once barcos,  de los que seis estaban cargados de presos. En los siguientes ochenta años, más de 160.000 reos británicos son trasladados aquí. Australia era pues un presidio, un exilio forzoso para criminales, y una colonia tomada a los aborígenes. Hablaremos más de este tema en los posts relacionados con Uluru.

Viven en Sydney unos cuatro millones y medio de personas de más de 200 países diferentes: aquí lo de decir que estamos en una urbe cosmopolita no es un tópico ni una frase hecha. La ciudad ocupa más o menos la misma extensión que Londres, donde hay sin embargo más del doble de personas (diez millones). La ciudad pues sigue la tónica australiana de grandes superficies para poca población.

sydey 1 cronicas viajeras

Sydney es una ciudad joven, moderna, cosmopolita, amplia, con naturaleza abundante y más de una veintena de playas. Hay marcha si sabes dónde, y muchas opciones de ocio. Pero que eso no te lleve a pensar que estás en un lugar permisivo en exceso, y mucho menos cuando se trata de conducir. Poca broma con la conducción en Sydney, y no me refiero sólo a que se circule por la izquierda como en Reino Unido: la primera infracción por exceso de velocidad en los túneles consiste en requisarte el coche tres meses. Y en la segunda infracción, se llevan tu coche a un centro de pruebas de choques y resistencia, lo estampan contra un muro, lo graban en vídeo y te lo envían.

sidney_cronicasviajeras

Un recorrido sugerente

A lo largo de los próximos posts os comentaré lo que vi aquí: de la Opera House al Harbour Bridge, de la zona de The Rocks a Bondi Beach. Hay mucho que ver. Pero para empezar, si tuviera que recomendarte un día paseando por la ciudad, te sugeriría que:

  • Empieza en Darling Harbour, no sólo por que es una zona preciosa sino por que en el Star City Casino podrás cambiar moneda sin coste y está abierto a todas horas.
  • Coge la calle Liverpool, y cuando llegues a George Street gira a tu izquierda, hacia el mar. George Street te lleva al Sydney Town Hall y The Galeries Victoria.
  • Gira a la derecha en Market Street y estarás a los pies de la Sydney Tower.
  • Siguiendo por Market Street llegas enseguida al Hyde Park. De nuevo a la izquierda por Macquaire Street hasta el muelle, el Circular Quay.
  • Llegado al Circular Quay, puedes elegir: a tu derecha, el Royal Botanic Garden y la Sydney Opera House
  • Y a tu izquierda, el encantador barrio de The rocks y el Sydney Harbour Bridge.

¿Voy muy rápido? No te preocupes, te iré contando todo esto en los próximos posts

sydney bondi cronicasviajeras

Algunas páginas interesantes sobre turismo en Sydney:

Deja un comentario