Artículos

Paseando por Lisboa (II): de Baixa al castillo de San Jorge

Si en el anterior post sobre Lisboa acabamos en Belém, en este iremos al otro extremo de la ciudad siguiendo el curso del río. Como decíamos, la ciudad es poco extensa, así que empieza desde donde más te apetezca. En nuestro caso, partimos de Baixa, y dando un pequeño paseo nos plantamos en la plaza Martim Moniz, donde puedes llegar si te apetece en metro, en la parada del mismo nombre. Desde allí puedes cumplir con uno de los rituales típicos de los turistas en Lisboa: subir al castillo de San Jorge en el tranvia 28.

castelo de s. jorge desde el centro de Lisboa

Tómatelo con paciencia, por que los tranvías son pequeños y este se abarrota de gente intentando hacer fotos. Y aunque no me entusiasman las turistadas, en este caso creo que vale la pena. Ves temprano, o a mediodía, y en la medida de lo posible, quédate en la ventana trasera del tranvía: aunque vayas de pie es la mejor para apreciar las vistas cruzando los barrios de Mouraria y Graça. Las empinadas calles y los tirones del tranvía tienen su gracia, y la verdad es que el barrio es una monada. Vale la pena ver la Igreça de Graça y sobre todo, el Castillo de San Jorge.

castelo san jorge lisboa

castelo san jorge Lisboa

Desde el castillo tendrás unas vistas estupendas de Lisboa. Hay un pequeño museo arqueológico al que han añadido módulos interactivos bastante detallados. Yo me entretuve un rato viendo una recreación de cómo debía ser la vida en el castillo y de las estrategias de fuga y defensa de la fortificación. Las murallas tienen historia: la primera construcción es visigoda (Siglo V), fue arrasado y reconstruído por los musulmanes (S. IX), saqueado por los cristianos en el S. XII y utilizado como residencia real de los siglos XIV al XVI.

lisboa vistas desde castelo de san jorge

lisboa vistas desde castelo de san jorge

lisboa vistas desde castelo de san jorge

lisboa vistas desde castelo de san jorge

Muy cerca del castillo hay miradores magníficos para ver el tramo del Tajo que no verás desde Belém. Y resulta imprescindible darse una vuelta por el barrio de la Alfama, que fuera núcleo urbano medieval construido por los árabes y acabó luego siendo el lugar de residencia de los pescadores. Uno de esos entramados de calles pequeñas en los que perderse y saludar a los vecinos te acercará al carácter portugués, quizás reservado, pero amable y hospitalario.

lisboa vistas desde graça

lisboa vistas desde graça

Si desde allí vuelves a Baixa, los tranvías que pasan frente al mirador te dejarán en la Praça do Comercio. Impresionante, uno se imagina fácilmente los barcos cargados de mercancías atracando en pleno centro de la ciudad…

praca do comercio 1 lisboa

praca de comercio 2

(fotos hechas con un iPhone, ya me perdonaréis la osadía…)

Situación en el mapa
Comentarios de este artículo:
  1. Dianne Tho 16 julio, 2013 Reply

    el castillo de sao jorge es precioso y las vistas son las mejores

Deja un comentario