Artículos

Cascadas, pozas y cuevas alucinantes cerca de Lençois

En los días que estuvimos en Lençois el plan era sencillo, cómodo y de lo más interesante: un potente desayuno en ese precioso hotel escuchando el canto de las aguas, el guía de Terra Chapada nos recogía, excursión con almuerzo en el camino, paseíto por el pueblo, cena tranquila y hasta el día siguiente. La combinación de descanso, buenos alimentos y deporte suave resultó realmente desentresante.

Así, hicimos un dos recorridos diferentes cuyo atractivo era sobre todo el paseo entre los bosques de la región para llegar a pozas donde el baño resultaba de lo más apetecible. Un largo paseo nos llevo al Pozo del Diablo, un antiguo enclave minero que fue en su día desecado a la caza de diamantes.

lencois pozo diablo cronicas viajeras

lencois pozo diablo cronicas viajeras

lencois pozo diablo cronicas viajeras

Estuvimos también en la tranquilísima Cachoeira del Mosquito, con una poza tranquílisima y límpida, muy cerca del pueblo. Y en una divertida cascada que forma un tobogán por el que deslizarse sentado (o de pie si no tienes miedo a dejarte los incisivos en la caíd) hasta el agua. Parece una tontería, pero resulta imposible frenar una vez estás en marcha, en pocos metros ganas bastante velocidad y la mejor técnica es sencillamente dejarse llevar. Nos llamó la atención que en algunas de estas pozas el agua fuera de un color oscuro, casa rojizo, debido a la cantidad de hierro presente en el agua.

cachoeira lencois cronicas viajeras

cachoeira lencois cronicas viajeras

cachoeira mosquito lencois cronicas viajeras

Puestos a explorar la vena acuática, vale la pena ver la Pratinha, también ceca de Lençois: una gruta de cristalinas aguas que forma el nacimiento de una corriente de agua dulce. La cueva es un sitio espectacular: puedes bañarte en la entrada y con un equipo de snorkel y una linterna de buceo, nadar hasta el interior, donde hay algunas cavidades donde no llega la luz del sol. Fue una sensación interesante estar en l interior, en medio de un silencio solo roto por alguna gota de agua que cae de una estalactita, flotando en agua transparente, y apagar las luces unos instantes…

pratinha cronicas viajeras

pratinha cronicas viajeras

pratinha tirolina cronicasviajeras

Esa misma sensación, la de estar en el interior de una cueva, totalmente a oscuras, dejar las luces apagadas y escuchar unos minutos, fue mucho más intensa en la Lapa Doce. En la zona que rodea a Lençois y en esta parte de la Chapada Diamantina hay decenas (me atrevería a decir cientos) de sistemas kársticos, es decir, de cuevas excavadas en formaciones mayormente calcáreas debido a la erosión del agua. Una muy interesante que pudimos visitar se llama así, Lapa Doce. Tuvimos dos grandes fortunas en esta visita: coincidir con un guía de los más predispuesto a mostrarnos cada detalle, e ir solos con él, el guía y dos personas, perfecto para disfrutar del lugar. Ese silencio, esa paz, esa tranquilidad y esa oscuridad telúrica son difíciles de olvidar. El guía nos mostró la gran cantidad de aplicaciones medicinales que tienen las plantas de la superficie, las huellas de los pequeños animales de la zona, las formaciones de estalactitas, columnas y cortinas más alucinantes en un paseo por una cueva enorme, impresionante tanto por su buen estado de conservación como por los amplios espacios que contiene. Todo el camino con linternas (no hay instalación eléctrica ni cableado en el interior, ni falta que hace) y sin casco (los techos son enormes, de una latura de dies o quince metros). Una experiencia inolvidable, y eso que cuevas hemos visto un buen montón en lugares muy diferentes… Las fotos están hechas apoyando el trípode como se pudo y con la luz de las linternas (así salieron).

lencois lapa doce exterior

Las hojas secas de estos arbustos en el exterior de la cueva Lapa Doce se infusionan para conseguir efectos digestivos y curativos

lencois lapa doce entrada

La amplia entrada de la cueva vista desde dentro

lencois lapa doce

lencois lapa doce

lencois lapa doce

Y acabo este post con una curiosidad más: la preciosa gruta azul. Una cueva al fondo de un agujero en el suelo, que permanece a oscuras hasta que a determinada hora, y sólo durante una media hora, los rayos del sol inciden desde fuera directamente en el azual, que refulge en un azul profundo, precioso, casi mágico…

gruta azul lencois

gruta azul lencois

Situación en el mapa
Comentarios de este artículo:
  1. javier lopez 8 marzo, 2012 Reply

    Precioso,una auténtica maravilla a la que desgraciadamente será complicado ir a visitar,así que agradezco que compartas tu experiencia para poder disfrutarla en casa.

Deja un comentario