Artículos

Qué ver en Marrakech (artículo 1 de 3)

Marrakech es una de las ciudades más interesantes de Marruecos, y hay tanto que ver en ella que no he sido capaz de condensarlo todo en un post. Prefiero darte más información en varios artículos que dejarte a medias con una explicación demasiado rápida. Así pues, aquí tienes el primero de los tres artículos que escribiré sobre qué ver en Marrakech.

La enorme ventaja de visitar esta mágica ciudad es que casi todo está muy cerca: ir de un punto de interés a otro no te llevará mucho tiempo, y en pocos días – un fin de semana largo o una semana como mucho, según tu ritmo- podrás verlo todo.

Aquí tienes los primeros cinco puntos imprescindibles en tu visita a Marrakech:

1) La plaza Jemma el-Fna

Seguro la más famosa de la ciudad y nos atrevemos a decir que del norte de África, la plaza Jemma el-Fna (escrito a veces como Yamaa el Fna) es el centro neurálgico que une la Medina con el Marrakech moderno y el punto de encuentro ineludible de tu visita. Una gran explanada rodeada de recoemndables restaurantes, interesante sobre todo al atradecer: en el centro de la plaza hay un montón de restuarantes al aire libre donde te cocinaran las especialidades marroquíes más famosas, y la plaza se llena de cuentacuentos, sacamuelas, músicos y pequeñas atracciones culturales a la luz de los farolillos.  El lugar ideal donde terminar el día antes de retirarte a tu riad.

Como curiosidad macabra, que sepas aquí es donde se ajusticiaba a los criminales en la antiguedad, y por ello hay quien traduce el nombre de esta plaza como “Asamblea de los muertos“.

Marrakech: plaza Jemma el-Fna

Marrakech: plaza Jemma el-Fna

Marrakech: puestos de fruta seca en la plaza Jemma el-Fna

Marrakech: puestos de fruta seca en la plaza Jemma el-Fna

Marrakech: plaza Jemma el-Fna

Marrakech: plaza Jemma el-Fna

En los puestos nocturnos de comida puedes encontrar de todo: son populares las cabezas de cordero...

En los puestos nocturnos de comida puedes encontrar de todo: son populares las cabezas de cordero…

Aquí te dejo un pequeño vídeo en timelapse para que te hagas una idea del ambiente nocturno:

2) La Madraza Ben Youssef

Ubicada en la Media, este espectacular edificio es casi una máquina del tiempo que te trasladará a siglos anteriores. Muy bien conservado, el patio central al que dan las celdas de esta escuela coránica (madraza o medersa) es un lugar precioso. Sus paredes está recubiertas de filigranas y motivos geométricos y florales (los permitidos por el Islam). Fundada en el S XVI y reconstruida por los Saadies, se pueden visitar también algunas de las celdas que ocupaba sus estudiantes, que llegaron casi al millar, siendo este uno de los centros culturales más importantes del Magreb. En un par de celdas de las 132 que hay en total han dispuesto muestras de lo poco que se permitía tener a los estudiantes: una mesita para estudiar, la alfombra para los rezos, una tetera…

Seguro que en la Madraza Ben Youssef pasarás más tiempo del que crees, cada rincón de sus 1.680 metros cuadrados merece una foto, me ha costado elegir las pocas que te muestro aquí…

 

Marrakech: la madraza ben youseff

Marrakech: la madraza ben youseff

Interior de una de las celdas de la madraza ben youseff

Interior de una de las celdas de la madraza ben youseff

Detalle de los labrados muros del interior de la Madraza

Detalle de los labrados muros del interior de la Madraza

La Madraza Ben Yousef de Marrakech tiene rincones y detalles como éste

La Madraza Ben Yousef de Marrakech tiene rincones y detalles como éste

3) Un paseo por los jardines de la Koutoubia

Otro de los lugares que merece un paseo a media tarde, cuando afloje el calor, es la Koutoubia. Su enorme torre se divisa ya desde Jemma el-Fna, y en sentido opuesto a la plaza se extiende una zona ajardinada donde suelen pasear los ciudadanos de Marrakech. El alminar tiene una altura de 69 metros, lo que la convierte en el edificio más alto de la ciudad, y si eres un poco observador, te resultará familiar, pues su arquitecto es el mismo que diseño la giralda de Sevilla. El nombre le viene dado por un antiguo mercado de libros (koutub) que había en el lugar.

Como curiosidad, verás que el edificio esta coronado por tres esferas, una encima de otra: has de saber que la más grande tiene dos metros de diámetros y que hoy son de bronce, pero se supone que fueron de oro en el pasado…

La Koutoubia es la construcción más alta de Marrakech: 69 metros

La Koutoubia es la construcción más alta de Marrakech: 69 metros

El atardecer tiñe de rojo el alminar de la Koutoubia

El atardecer tiñe de rojo el alminar de la Koutoubia

Detalle de la Koutoubia

Detalle de la Koutoubia

La Koutoubia de Marrakech: qué ver en Marrakech

4) El barrio judio

El Mellah es el barrio judio de Marrakech, a muy poca distancia de otros puntos interesantes como el Palacio de la Bahía, del que te hablaré en el próximo artículo. Puede visitarse la sinagoga más grande de la ciudad, con un patio blanquiazul muy interesante y un interior profusamente decorado. Ls callejuelas laberínticas de la Mellah son uno de esos lugares donde apetece perderse en un paseo que seguro acabará en algunas de las tiendas de su zoco. Interesantes especias y jabones naturales, así como la zona dedicada a la joyería. Sus acogedores mercaderes, quizás más relajados que los del zoco, te contarán todo lo que quieras saber acerca de sus productos.

Se llama Mellah a los barrios judíos en países musulmanes, algunos de ellos amurallados. En Marruecos se confinó a los judíos en este tipo de barrios en el S XVI y en el XIX. Te dejo el enlace a un artículo interesante si quieres saber más sobre la historia del Mellah de Marrakech.

 

El patio de la Sinagoga de La Mellah de Marrakech

El patio de la Sinagoga de La Mellah

Interior de la Sinagoga de Marrakech

Interior de la Sinagoga de Marrakech

Muy recomendable visitar el zoco de la Mellah

Muy recomendable visitar el zoco de la Mellah

5) El jardín Majorelle

El último punto que te voy a recomendar en este primer artículo sobre qué ver en Marrakech está un poco más lejos del centro, pero vale la pena acercarse a verlo: se trata del Jardín Majorelle. Para llegar desde la Medina puedes coger un autobús (hay varios que te dejarán muy cerca), un taxi o incluso aprovechar una de las paradas del Bus Turístico, si decides optar por ese pase. El caso es llegar para disfrutar de esta enorme colección de cactus y plantas crasas, así como del edificio pintado en un azul que se llama así, majorelle, en honor al pintor Jacques Majorelle que creo este lugar a principios del siglo pasado después de recorrer el atlas marroquí.

Para los amantes de la moda este es casi un lugar de peregrinación, ya que el edificio fue adquirido y restaurado por Yves Sant Laurent, a cuya memoria se reserva un rincón del jardín.

 

El contraste verdiazul del Jardín Majorelle

El contraste verdiazul del Jardín Majorelle

Cactus en el Jardín Majorelle de Marrakech

Cactus en el Jardín Majorelle de Marrakech

Detalle del Jardín Majorelle

Detalle del Jardín Majorelle

El jardín dispone de cactus de todo el mundo

El jardín dispone de cactus de todo el mundo

Si te ha gustado este artículo, ya tienes publicado el segundo post con cinco cosas más que ver en Marrakech .

Situación en el mapa
Comentarios de este artículo:
  1. Viajeros Vagabundos 10 septiembre, 2013 Reply

    No hemos tenido la suerte de visitar ese gran país pero vaya que le traemos ganas. Que increíble ha de ser estar en una cultura tan distinta a la occidental, y a sólo unos cuantos kilómetros de la península. Muy interesante el ver de cerca estas culturas tan contrastantes a las que estamos acostumbrados cotidianamente

  2. […] esta maravillosa ciudad marroquí llena de sorpresas. Recuerda que tienes a tu disposición una primera lista de cinco puntos que ver en Marrakech y un segundo post con cinco lugares interesantes más. Con esta tercera aportación cierro la […]

  3. Simo 10 agosto, 2016 Reply

    Las Diferentes Áreas De Marrakech
    Hay varias áreas en Marrakech:

    La zona de la Medina : es el histórico, tan secreto y fascinante, con sus zocos, riads, la famosa Djema el Fna.
    La Medina (590 ha), lo que realmente es el corazón de Marrakech y rodeado por 18 km de muros y es un Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Zocos albergan más de 40.000 artesanos repartidos por las áreas temáticas.
    Hay joyas, telas, tejidos, ropa, teteras, bandejas, cuero, alfombras, especias, dulces marroquíes a base de hierbas ….
    La mayoría de los monumentos están en la medina antigua como de las tumbas Saadi, la Mezquita Koutoubia, Palacio de la Bahía, el museo de la fotografía, Baldi Palacio y sin olvidar los zocos donde muchos artesanos venden recuerdos.

    Gueliz :
    Esta área es ahora el centro comercial de la ciudad, fue el primer distrito situado fuera de las murallas. Reúne a la mayoría de los bancos y tiendas de Marrakech. Recientemente, el moderno centro comercial Eden Plaza (hay las marcas conocidas tiendas en Europa) atrae a los amantes de las compras! Tenga cuidado con la tarjeta de crédito !!

    Hivernage :

    Hivernage reúne a la mayoría de los complejos hoteleros (incluyendo el legendario palacio Mamounia en el borde de la Medina, le sugiero que vaya tomar un té a la menta, momento mágico !!) Avenida Mohamed VI es Avenida Central, majestuoso, a 5 km de largo, se unió a la Medina; hoteles y residencias de alto lujo, se desarrollan muy rápidamente; para ver en esta calle y en este barrio:
    El Centro de Convenciones, sede de muchos festivales.
    El Teatro Real.
    Pacha Marrakech – más grande discoteca de Marruecos !!
    Si te quedas en este barrio, contar de 20 a 30 minutos a pie de la Medina, de lo contrario 5 minutos vale aproximadamente 15 a 20 dirhams con varios taxis esperando por ti en todas partes (siempre negociar el precio antes de subirte, consejo de amigo !!)

Deja un comentario