Category for Polinesia Francesa

Vocabulario maorí y tatuajes…

cronicas viajeras moorea montanya

Algunas palabras en Reo Mao Hi, la lengua de los habitantes de las islas: Hola: Iaora na Hasta luego: nana (me encanta…) Mujer: Vahine (sonoramente gráfico, valga la contradicción) Hombre: Tane Bueno: Maitai Muy bueno: Maitai Roa Gracias: Mauruuru Sí: E No: Aita

Nadando con las pastinacas de Moorea

cronicas viajeras motu moorea

Tras ver en acción las mandíbulas de los tiburones puntas negras, Bruno puso rumbo a un segundo “feeding spot” con un fondo de arena blanca sobre el que las aguas toman un tono turquesa

Bajando al agua con los tiburones en Moorea

cronicas viajeras moorea tiburon

La última excursión en Moorea fue realmente espectacular. No sólo por los paisajes y la oportunidad de estar todo el día disfrutando del mar, sino por la cercana visión de las rayas y los

Templos polinesios en Moorea

cronicas viajeras templos moorea

Durante la excursión con el 4X4 y tras ver tras las plantaciones, nos llevan a un pequeño valle en el interior donde quedan restos de antiguos templos polinesios, llamados marae. Lo que queda de

Vistas paradisíacas, vainilla y piñas en Moorea

cronicas viajeras moorea vainilla

Iaorana! (osea, hola!) Lo mejor de la excursión en coche por la isla fue subir a uno de los miradores en las montañas, desde donde se pueden contemplar unas vistas espectaculares. La subida es escarpadísima,

Moorea: una ratito de playa por favor…

Hotelazo en Moorea, sin palabras. El Sofitel de la isla es sencillamente uno de los lugares más bonitos donde me haya podido hospedar. Trato exquisito, amabilidad y cortesía, paisajes de postal, tranquilidad, buena comida

Polinesia: de Tahiti a Moorea en tres minutos

cronicas viajeras tahiti avioneta

22 de septiembre, a media mañana, y estamos en el aeropuerto de Faaa (sí, con tres “a”), en una espera de una hora para un vuelo hasta Moorea, que nos llevará exactamente ocho minutos,

Polinesia: cena y desayuno en Tahití

cronicas viajeras tahiti

Volando desde la Isla de Pascua llegamos por la noche del 21 de septiembre a Tahití. El hotel disponía de un restaurante japonés con muy buena pinta donde un verdadero showman del teppanyaki nos