Crónicas

Dónde y qué comer en Córdoba: platos imprescindibles

Como conocemos bien la ciudad de Córdoba, una de las más bonitas de España, a menudo amigos que van a ir allí nos preguntan acerca de qué restaurantes deberían visitar. La oferta gastronómica de la ciudad del Guadalquivir es enorme, y en general muy buena, per acertar con el lugar y con la opción adecuada en la carta supone una satisfacción mayor. Córdoba pone sobre el mantel manjares de inspiración diversa (mozárabe, andalusí, judía) y un elenco de materia prima de muy alta calidad, empezando por el que seguramente es el mejor aceite de oliva del mundo.

A riesgo de que la economía altere esta lista (la crisis está haciendo estragos en algunos locales), aquí os dejamos algunas recomendaciones, y os invitamos a que completéis esta lista con vuestras experiencias y observaciones.

Dónde ir: (por orden alfabético)

Amaltea: un agradable local a orillas del Guadalquivir, con cocina innovadora de mercado, bien tratada y resuelta. Amplia carta de vinos. Una opción excelente si te cansas de los platos más típicos y te apetece probar otras cosas. Recuerdo haber probado un muy buen tabulé…

Bodegas Campos: uno de los establecimientos más reputados de la ciudad, recurrido para celebraciones y ocasiones especiales. Para darse un homenaje, la calidad es excelente pero sus precios no son tan populares como en otros locales. Si vas de viaje a Córdoba con alguien especial o con un sibarita, esta es tu opción para quedar como un califa. En sus barricas de vino encontrarás las firmas en tiza de los personajes más ilustres que han pasado por aquí…

Taberna El Juramento: en una de las pequeñas calles que rodean la Corredera hay una pequeña taberna con un agradable patio interior. Un clásico para probar los flamenquines, que tienen aquí una merecida fama, y las croquetas de espinacas. Es pequeño y suele llenarse: ir pronto es una buena opción.

Taberna El Juramento: la entrada no hace honor a sus flamenquines o sus croquetas

Taberna El Juramento: la entrada no hace honor a sus flamenquines o sus croquetas

Bodegas Mezquita: su ubicación, justo en frente del imprescindible e impresionante recinto de la Mezquita, quizás despertará suspicacias entre el viajero avezado, que sabe que junto a cada monumento suele haber reparto de arponazos. Pero no: aquí se come muy bien a un precio muy razonable. Uno de los mejores salmorejos de al ciudad, la tabla de quesos cordobeses con mermelada de mandarina es muy recomendable, las alcachofas a la montillana son excelentes y la ensalada de remojón (naranja, bacalao, aceitunas, cebolla y almendras) es también de las mejores que he probado en Córdoba. Servicio atento y eficiente.

Casa Pepe de la Judería: un clásico de Córdoba, en pleno corazón del siempre interesante barrio de la judería. Estas callejuelas suelen atiborrarse de turistas, así que para disfrutar de este lugar más vale ir pronto o reservar antes. Amplia carta de gastronomía tradicional, no suele defraudar.

casa_pepe_de_la_juderia

Taberna Salinas: muy cerca de la Corredera, en la calle Tundidores, encontrarás una de las tabernas clásicas de la ciudad, un lugar que sirve muy dignos platos caseros, sin aspavientos en cuanto a la presentación pero de buena calidad y a buen precio. Muy bueno el rabo de toro, un plato que has de pedir en Córdoba. Trato familiar y amable, con una barra histórica donde pedir un medio es parte del ritual. Has de saber, por cierto, que si en Córdoba pides un medio te llenarán un catavinos de vino montilla-moriles, pero que si pides una copa, te servirán media…

La Taberna Salinas dispone de varios salones

La Taberna Salinas dispone de varios salones

La mñitica y antigua barra de la Taberna Salinas vista en un espejo de la sala: el editor de crónicas viajeras se esconde en la foto...

La mítica y antigua barra de la Taberna Salinas vista en un espejo de la sala: el editor de crónicas viajeras se esconde en la foto…

Casa Santos: pegadito a la Mezquita hay una tasca diminuta en la siempre hay cola. La culpa es de las impresionantes tortillas que sirven en Casa Santos, un templo dedicado a la tortilla de patatas. Seguramente no habrás visto ninguna antes de este grosor:20 huevos por tortilla. Y además está buenísima. Ideal para un tentempié de media tarde o media mañana…

tortilla de patatas en córdoba

Casa Santos: el hogar de la tortilla de patatas más espectacular de Córdoba

casa_santos_tortilla

De este grosor son las tortillas de patatas de Casa Santos

Mercado de la Victoria: interesante espacio que ocupa lo que fue la caseta del círculo la Amistad, en plenos jardines de la Víctoria. Al estilo de algunos mercados de Madrid y Barcelona, lo que han hecho aquí es ubicar diferentes puestos de comidas distintas. Desde los embutidos, jamones y quesos del valle de los Pedroches a las tapas más típicas pasando por platos argentinos u orientales. Gente joven buen ambiente y precios asequibles. Merece una visita.

covap_victoria

Buen jamón el de la cooperativa de Los Pedroches

Animada terraza la del Mercado de la Victoria

Animada terraza la del Mercado de la Victoria

Una muestra del sentido del humor cordobés..

Una muestra del sentido del humor cordobés..

Taberna La Viuda, en la calle San Basilio 52, una buena opción para tomar algo si visitas el barrio de San Basilio, sus patios en mayo, o el Alcázar de los Reyes Cristianos. Decoración tradicional para dar salida a platos de toda la vida (excelente salmorejo, el flamenquín y los pimientos rellenos de carne con dátiles y Pedro Ximénez). También se lanzan a algunas otras cosillas interesantes, como servir la cerveza artesanal Cordobeer (una blanca belga, de trigo o de cebada) o un divertido y refrescante sorbete de mojito cubano.

taberna_la_viuda_cordoba

taberna_la_viuda

Por último, hay una tradición cordobesa de marzo a junio, más o menos, que consiste en el consumo masivo de caracoles, un plato que a mi no me gusta (ni en Córdoba ni en ningún otro lugar) pero que a mi acompañante habitual le entusiasma. Para ella, son muy buenos los vasos llenos de “chicos” que sirven en Los Patos, un chiringuito caracolero del Paseo de la Victoria.

Qué pedir

En Córdoba se come muy bien en general, y dejarse aconsejar por los camareros suele funcionar, pero no deberías irte de la ciudad sin probar algunas de sus especialidades. Aquí tienes mi lista imprescindible:

Salmorejo. Imperdible plato que consiste en una crema de tomate y pan, emulsionada con aceite de oliva, un toque de ajo y un toque de sal. Suele servirse cubierta de taquitos de jamón y huevo duro. Es seguramente el plato tradicional más famoso de Córdoba, muy refrescante. Recientemente han abierto en Córdoba la Salmorejería, un local que sirve variaciones de todo tipo con la base de este plato. Tengo pendiente una visita…

Así luce el salmorejo de Bodegas Mezquita

Así luce el salmorejo de Bodegas Mezquita

el salmorejo de la taberna salinas

el salmorejo de la taberna salinas

Rabo de toro: uno de esos guisos que en su origen era el plato que los menos pudientes cocinaban para comer carne, y que se ha convertido en un guiso prestigioso hoy (como en tantas ocasiones ocurren en la cocina). Un buen rabo de todo ha de ser muy jugoso, la carne ha de desprenderse del hueso suavemente y por completo, para fundirse casi en la boca. El resultado del rabo de toro marca la diferencia entre quienes cocinan como se debe y quienes deberían quedar en la categoría de advenedizos.

Flamenquín: no te dejes engañar por su apariencia, éste es un plato que tienes que probar. Consiste en un fino filete de cerdo que envuelve una mezcla de tocino, jamón. El filete se enrosca sobre la mezcla formando un puro de carne, que se reboza y se fríe. Suele servirse con mayonesa y con ensalada de col, que es muy popular en Córdoba. Un plato denso, que también marca la diferencia. Un mal flamenquín te sabrá a frito y te pesará, pero uno bien hecho es un plato con mucha gracia.

Un flamenquín de los de toda la vida, el de la Taberna Salinas

Un flamenquín de los de toda la vida, el de la Taberna Salinas

Naranjas “picás”: una sorprendente y agradable combinación de naranja, bacalao y cebolleta tierna es la base de esta ensalada, que se adereza con abundante aceite de oliva, aceitunas, pimienta y sal. En algunos locales le añaden almendras, y queda de miedo. Un plato ligero y refrescante que acompaña muy bien a los anteriores.

Remojón, o ensalada de naranjas picás, en Bodegas Mezquita

Remojón, o ensalada de naranjas picás, en Bodegas Mezquita

Berenjenas con miel. Una combinación sorprendente si no la has probado. Las berenjenas se cortan (en cubos o rodajas según cada cual), se rebozan en harina, se fríen en abundante aceite, y se sirven con miel de caña. Un plato muy popular en Córdoba.

 

Berenjenas con miel de caña

Berenjenas con miel de caña

Japuta en adobo. El peculiar y sonoro nombre con el que llaman en Córdoba al cazón es una tapa muy popular. Este pescado frito macerado en limón y hierbas aromáticas es un plato fácil que también vale la pena probar.

Y por supuesto, el jamón ibérico del valle de los Pedroches, o los quesos también de allí, o los quesos de cabra de Zueros, son soluciones excelentes para cualquier ocasión. Acompáñalos de una copa de vino de la D.O Montilla-Moriles y tendrás el sabor de Andalucía en la boca. Disfrútalo sabiendo que siglos de tradición mediterránea te sonríen…

¡Un medio!

¡Un medio!

Tabla de quesos cordobeses con nueces y mermelada de Mandarina...

Tabla de quesos cordobeses con nueces y mermelada de Mandarina…

Situación en el mapa
Comentarios de este artículo:
  1. […] vistas Córdoba, recuerda que dispones también en Crónicas Viajeras de un post sobre dónde comer y qué pedir, y de un post sobre los Patios, espero que te […]

  2. Cristina López 30 mayo, 2017 Reply

    Me ha encantado la lista, yo añadiría cuatro manos http://www.cuatromanos.es/ me encanta todo lo que ponen! =)

Deja un comentario