Artículos

Chile: Curacaví, chicha y empanada de pino

Amaneció despejado, azul y brillante, un día perfecto para ir hasta el mar.

Desde Santiago de Chile, Rosa puso rumbó a Valparaíso, haciendo primero una parada en el pueblo de Curacaví. Allí probamos la chicha y las empanada de pino.

Curacaví es un pequeño pueblo, dispuesto a lo largo de una carretera y enclavado en las faldas de una montaña. Apenas una plaza con un parque donde está la iglesia y llamativos carteles electorales. Rosa lo elige por haber visto en televisión que son especialistas en la producción de chicha, y además nos pilla de camino entre Santiago y Valparaíso.

cronicas viajeras curacavi

cronicas viajeras curacavi 2

cronicas viajeras curacavi

cronicas viajeras curacavi

La chicha viene a ser un mosto de vino a medio fermentar. Tiene el sabor dulzón del mosto, y aunque no logramos averiguar su graduación alcohólica, seguro que algo sube. Nos encantó, y comprobamos que los chilenos se abastecían con botellas de litro traídas desde casa, como antiguamente en España se hacía con el vino a granel y como en algunas bodegas sirven hoy aún algunas bebidas. En mi etapa madrileña tenía una de esas bodegas justo delante de casa, donde compré el anís para intentar mi propio pacharán, con más pena que gloria.

El señor que atendía el establecimiento Chicha Duran -100 años de tradición- de Curacaví (una caseta de madera con un precario techado que alberga algunas mesas y grandes tinajas semi enterradas) nos cuenta amablemente que la chicha aguanta unos días si se mantiene fresca y si no le da la luz. Rosa propone el frigorífico, pero el señor sugiere que es mucho mejor enterrar la botella (señalando las tinajas casi vacias) alegando que enfriar demasiado la chicha no es buena idea. No me imagino a Rosa enterrando botellas de chicha en las jardineras de su precioso y chic apartamento en Santiago, pero reconozco que tal escena sería digna de un youtubazo.

cronicas viajeras curacavi 4

La empanada de pino es en realidad una jugosa empanada que contiene un sofrito de carne (presumo vacuno) y cebolla. Está deliciosa y la de Curacaví no será la única en caer…

Las vimos en todas partes y son muy populares: como podéis comprobar en la Wikipedia, la empanada de pino es todo un símbolo nacional.

Situación en el mapa

Deja un comentario