Artículos

Sexo animal en la playa de Waiheke

Al llegar  a la isla de Waiheke desde Auckland estuvimos esperando un rato en el muelle hasta la llegada del autobús de Fullers que nos llevaría de ruta por algunos viñedos de la isla, como ya has visto en los últimos post de este blog. Era una mañana soleada que invitaba a sacar la cámara…

cronicas viajeras waiheke playa

En la playa junto al muelle tuvimos la oportunidad de ver el cortejo de las pequeñas gaviotas locales. Digamos que esta ejerce de gaviota:

cronicas viajeras gaviota waiheke

Y esta otra que tiene cara de aguililla, ejercerá de “gavioto”:

cronicas viajeras gaviota waiheke

El gavioto elige gaviota, se pone pesadito dando vueltas a su alrededor y en un momento dato, ambas empiezan a cantar a dúo tal que así (nótese la cara de disimulo de la tercera gaviota):

cronicas viajeras gaviota waiheke cortejo

En pocos minutos, parece que el gavioto se siente ya lo suficientemente embalado como para subirse sobre la gaviota y graznar como loco:

cronicas viajeras gaviota waiheke cortejo

Como imagino que querrás ver más fotos de esta tórrida escena de sexo animal en la playa, ahí te va otra, nótese la sugerente posición de las colas:

cronicas viajeras gaviota waiheke cortejo

Y para que no se sientas como un vulgar vouyeur, que sepas que no eres el único que miraba, mira a éste, no puede esconder su culpabilidad, que ojillos se le ponen:

cronicas viajeras pato waiheke

Deja un comentario